19 enero, 2018 luismi

Audi S7: El número de la suerte

coches de ocasión Motor

¿tu número de la suerte es el 7? si no lo es sigue leyendo porque hoy puede cambiar.

Audi numera sus vehículos para seguir un orden lógico, un orden que tanto en prestaciones como en tamaños hace que en nuestra mente podamos identificar rápidamente tamaño y prestaciones solo con escuchar el nombre de un modelo.

Claro que a veces alguno de esos modelos llegan a sorprendernos y si bien todos sabemos identificar un A3,A4, A5, A6, A8 o cualquiera de los todoterrenos ciertamente nos quedamos dudando cuando escuchamos A7  y nos quedamos sin palabras al escuchar S7.

Hoy vamos a hablar concretamente de esta maravilla de la técnica para aclarar todas las dudas y sobre todo para presentar un coche seminuevo espectacular  que ciertamente pasa inadvertido en muchas ocasiones.

Y es que, el A7 no es la natural evolución en tamaño y en prestaciones del A6… eso lo sería el A8, el A7 es la evolución del A5 un coupé de  4 puertas diferente, potente y de mayor tamaño del que las marcas nos tienen acostumbrados.

Y es que, tanto al A7 como a su versión deportiva el S7 le faltan solo unos pocos centímetros para alcanzar los cinco metros -4.981 mm- mientras que el A5 sobre pasa por poco lo cuatro y medio -4.625-, es al fin, ese tipo de coche que parece gritar “Soy grande sí, pero también deportivo, muy deportivo”.

En la marca de los aros nos tienen muy bien acostumbras a la deportividad, vehículos suaves con una potencia desbordante en el mismo momento que decides pisar el acelerador elevando la experiencia al éxtasis cuando deciden crear la versión S, de S por supuesto de Sportive, S por supuesto de Superiority, S por supuesto de Silencio, ese mismo que deja cada vez que pasamos junto a algún apasionado del motor, y es que  sus 450 CV ocultos bajo el motor y su depurada linea no son para menos.

El interior del S7 como el de todos los coches de la marca teútona son espectacularmente tecnológicos, siempre a la vanguardia de la técnica con un estilo mucho más deportivo y menos clásico que los de su competidora Mercedes, como un soplo de aire fresco que hace que al volante de uno de estos coches jamás puedas sentirte “un señor mayor”.

Es en definitiva el gran coupé definitivo,  el faro de este tipo de vehículos que tienen por supuesto su hueco en el merado y que a los que nos gustan conducir nos sintamos agradecidos de poder pisar el acelerador.

No te pierdas este coche de segunda mano con tan solo 17.000 kms aquí.