16 septiembre, 2016 Redacción

Consejos para optimizar al máximo el maletero de tu coche

Comment

consejos

Aunque las vacaciones ya hayan concluido, al menos, para la mayoría de los mortales, más de uno seguirá encontrando problemas para meter todo lo que quisiera en su coche. Ya sea por un traslado, un cambio de residencia, un viaje largo o por cualquier otra necesidad de transportar mucha carga, el maletero del coche puede quedársenos muy pequeño. No obstante, incluso los maleteros más pequeños pueden dar mucho juego si se siguen ciertas pautas para distribuir de manera eficiente los objetos a transportar. Hoy te facilitamos una serie de recomendaciones para que optimices al máximo el espacio disponible en el maletero de tu coche.

Lo primero que hay que tener presente es una simple noción de seguridad. Si bien todos transportamos material ligero en los asientos de los ocupantes cuando viajamos solos o con pocos pasajeros, los expertos no se cansan de repetir que esto no es prudente. Por reducida que sea la carga esta debe transportarse de manera segura, por lo que debe colocarse en el maletero. Lógicamente, alguien podría apuntar que, muchas veces, si se transporta en el habitáculo es porque no cabe en el maletero. Cuando así suceda, esta carga adicional debe situarse justo debajo de los asientos o detrás de estos si fuera muy grande (siempre debidamente sujetada).

Resultado de imagen de Maletero

Maletero lleno con el sistema de distribución de carga en dos niveles. Imagen extraída de espacio-ford.coches.net

Respecto a la distribución del espacio del maletero, vamos a analizar en primer lugar el escenario que se plantea en unas vacaciones, cuando se viaja con maletas. Las maletas más grandes deben introducirse en primer lugar y buscando siempre el extremo lateral más profundo del maletero (las esquinas, vaya). Una vez colocadas estas, los pequeños huecos que queden posiblemente a su misma altura, en uno de sus márgenes, deben ser cubiertos por pequeñas mochilas o bolsas de deporte que alberguen artículos poco frágiles. De este modo, el espacio del maletero se distribuye de dentro afuera y solo se pasa a un nivel más cercano al portón cuando todo el anterior está ocupado.

Cuando toda la base del maletero haya quedado cubierta, conviene pasar a lo que podríamos llamar el segundo escalón del maletero. Por supuesto, no todos los modelos se prestan a esta división en dos pisos de igual tamaño y capacidad, lo cual no evita que siempre quede cierto espacio encima de la base de maletas. En los casos en que se deba transportar material frágil o que pueda resultar dañado por su choque contra las maletas durante el trayecto, lo más conveniente es instalar separadores de maletero. Se trata de un sistema sencillo, resistente y económico con el que podremos distribuir mejor la carga, en este caso, en el plano superior del maletero.

Resultado de imagen de Maletero

Sistema de reparto del maletero en un único nivel. Imagen extraída de km77.com

Ahora bien, ¿qué sucede cuando se ha agotado el espacio disponible en el maletero del coche pero sigue habiendo carga que transportar? En este caso, la mayoría de vehículos presentan un sistema de asientos abatibles que permite ganar un valioso espacio de carga. Huelga señalar que esta posibilidad solo es factible cuando no haya un pasajero en cada una de las plazas del coche. Además, el material o el equipaje que se transporte de este modo ha de estar debidamente sujeto con los preceptivos sistemas de correaras que impidan un eventual desplazamiento de la carga. Otras soluciones pasarían por las bacas, disponibles en multitud de tamaños y capacidades pero que deben respetar siempre la propia resistencia del coche.

Tasación gratuita de vehículos

Deja un comentario