Antoine de la Mothe Cadillac francés, explorador e inspirador de marcas de lujo

Historia de la automoción

Probablemente su nombre no te llamara la atención aunque solo al leer su apellido ha venido a tu nombre la expresión anglosajona “American Dream”.

Y es que, este peculiar personaje fallecido en 1730 -mucho antes que alguien soñara con algo más que caballos para desplazarse- sirvió de inspiración para crear la leyenda nacida en la otrora rica Detroit.

Lo más curioso es que el homenaje ha sobrevivido al tiempo mucho mejor que el homenajeado, tanto, que pocos hoy conocen las obras y milagros del que fuera gobernador en Louisiana.

Antoine de la Mothe Cadillac era aventurero, explorador y el encargado por parte de la corona francesa de mejorar las relaciones comerciales con Nueva España, de hecho su habilidades comerciales superaban con mucho las de explorador, sin embargo, fue precisamente en una de sus hazañas en la que se inspiro William Murphy para crear la marca y es que, aunque no sea muy conocido fuera de Michigan,  el explorador francés fue el padre fundador de la ciudad de Detroit.

Cadillac -la marca- nació de las ruinas de la compañía del mítico Henry Ford , William era uno de sus inversores y cuando llego el momento de liquidar las factorías que este tenía en Detroit decidió continuar la aventura automovilística de Ford, eso sí con el motor de un solo cilindro de Leland & Faulconer más barato y con piezas intercambiables era el año 1902 aunque no sería hasta 1915 cuando Cadillac dejo su huella en el sector, justo en ese año lanzo al mercado un vehículo que podía circular más rápido de lo que permitían las carreteras de la época ¿adivinas cual? todo un Cadillac V8 a 90º 5150 cc, y la friolera de 70 CV… Quizás para nuestra época no resulte tan impresionante, pero, si a día de hoy los V8 son pura potencia imagina en 1915.

La calidad y el cuidado de sus acabados hicieron el resto, una marca de prestigio para homenajear al fundador de Detroit, por cierto, como curiosidad el logo de Cadillac se corresponde con el blaison del fundador de la ciudad.

Todo un American Dream