Category Archives: Coches Históricos

Nuestra gran pasión, en nuestras instalaciones encontrarás muchos coches clásicos.

El primer semáforo de Madrid

Cuando circulamos por Madrid hay un elemento de nuestro paisaje que no nos llama la atención, pocas veces además, nos preguntamos que  hay detrás de algo que a primera vista no nos parece tan complejo y es que, al fin son solo tres luces, rojo para detenerse, amarillo auto  precaución y verde para continuar.

Sin embargo, detrás del funcionamiento de un aparato tan aparentemente sencillo hay un universo de procesadores y sistemas interconectados que consiguen que circular por nuestra ciudad no sea un caos.

¿Y que sucedía antes de la llegada de los semáforos?

Muy sencillo, una legión de agentes de policía se ocupaban de gestionar silbato en mano,  descongestionaban el tráfico alzando un brazo para detener y agitando el contrario para continuar.

Y es que, esta estampa que nos parece tan anticuada en realidad no lo es, de hecho, el primer semáforo instalado en nuestra capital data de marzo de 1926, se instalo en el cruce de las calles Gran Vía y Alcalá, en su día fue una gran innovación que entre otras cosas necesito de artículos en los periódicos y sesudas explicaciones en las emisoras de radio del momento.

Y es que, en la mentalidad del madrileño de aquellos tiempos no era algo tan intuitivo  un lenguaje basado en tres colores, por muy interiorizado que esto nos parezca a día de hoy.

Las campañas fueron bastante intensas y lograron quedarse en la memoria colectiva, sin embargo, aquel semáforo aún distaba bastante de el que conocemos hoy día, se trataba de un sistema electromecánico que debía accionarse de manera manual por medio de unas clavijas, un operador debía introducir dependiendo del tráfico y la acción pretendida una especie de clavija -similar a la telefónica- en un panel, por lo que, el invento tampoco eliminaba la intervención humana.

No tardaron mucho en aparecer los semáforos de la Puerta del Sol, la plaza de Canalejas o la plaza Castelar y con el tiempo, la tecnología consiguió mejorar estos ingenios hasta prescindir la intervención de un operador de manera continua, eso y la pasión que los madrileños tenemos por los coches, consiguieron que en relativamente poco tiempo, el panorama de nuestra ciudad cambiara para dar cabida a nuestros nuevos habitantes que dirigen nuestra vida en base a tres colores.

 

 

Published by:

El primer automóvil que circulo por Madrid

Hace algunas semanas dedicábamos nuestro blog a los primero coches matriculados en nuestro país, en aquel momento os hablábamos de la delantera que las Islas Baleares nos llevaban a la hora de matricular vehículos y  viajamos hasta 1907, al mes de agosto para ser más precisos, momento en el que se matriculo el primer vehículo en la capital, nuestro histórico M-1, que tal como en su momento comentamos, se trataba de un Pahard-Levassor a nombre de Valentín Céspedes y cuyo conductor por cierto, se llamaba Luis Velázquez.

Sin embargo, no fue este el primer vehículo que circulo por nuestra capital, el primer automóvil del que se conserva registro en la capital  data de 10 años antes.

Corría el año 1898  cuando el alcalde madrileño Nicolás Peñalver -más conocido como el conde de Peñalver- recorrio las calles de nuestra ciudad abriendo paso entre los hasta entonces dominantes coches de caballos, a los que por cierto, el coche debía ceder siempre el paso.

El conde trajo el vehículo desde París haciendo escala en San Sebastián en nada más y nada menos que cuatro días, dos para llegar a Donosti y otro dos para alcanzar la capital, todo ello, a una velocidad de 20 kilómetros por hora.

Para hacernos una idea de lo avanzado del señor alcalde, el primer reglamento de vehículos a motor en Madrid no sería publicado hasta 1918,  dos años mas tarde, en 1920 el gobernador decreto en un bando la circulación obligatoria por la derecha en toda la provincia -a semejanza de la circulación de los coches de caballos- , y no es de extrañar, durante las dos primeras décadas se matriculaban en Madrid nada más y nada menos que 400 vehículos por año, cifra que se dispararía en los dorados años 20.

Con la llegada de más vehículos a la capital también los hicieron en 1922 las calles de sentido único como por ejemplo Fuencarral y justo en la esquina de la calle Alcalá con Gran Vía en 1926 se instalo el primer semáforo.

Como curiosidad la limitación de velocidad impuesta en 1924 era de la misma velocidad media que uso el alcalde para traer el primer coche, 20 km/h.

En breve os compartiremos más información sobre la historia de la automoción en Madrid, mientras tanto, puedes encontrar la mejor selección de coches de segunda mano de Madrid en nuestra web.

Published by:

Los primero coches matriculados en Madrid

¿Nunca te ha llamado la atención conocer cual fue el primer coche matriculado en Madrid? ¿en España? hoy en nuestro blog revisamos el archivo histórico de la DGT y viajamos al pasado.

Para localizar el primer coche matriculado en Madrid tenemos que viajar hasta 1907, concretamente hasta el 19 de agosto, cuando un PANHARD -marca francesa mítica- fue matriculado a nombre de Valentín de Céspedes .

Antes de continuar nuestro relato es importante tener en cuenta que en aquel tiempo la matrícula no estaba relacionada con el coche, lo estaba con el propietario, este detalle será muy importante cuando avancemos en nuestra historia.

Unos días antes, en el mismo mes y el mismo año, se matriculo el  primer vehículo en Barcelona, se trataba de un Berliet y estaba a nombre de Ruperto Garriga Miranda, sucedió el día tres de ese mismo mes y año.

Sin embargo, en esta peculiar carrera de la automoción ninguno de los dos grandes actores nacionales actuales fueron los primeros, la primera en tomar la delantera con el honor de tener el primer coche matriculado ni siquiera esta en la península, fue en Mallorca en la población de Santa Catalina, se trataba de un cuadriciclo Clement y constaba a nombre de José Sureda Fuentes.

La matrícula de este coche era PM-1, aunque el mismo año se matricularon varios cuadriclos más, en concreto antes de 1905 se matricularon en nuestro país una media de 54 coches anuales, lo más curioso es que además quedan recuerdos gráficos… ¿te apuntas?

Este fue el primer “M” de la historia un Panhard.

y este fue el primer vehículo matriculado en España o al menos el mismo modelo:

Sobre el primer coche matriculado en Barcelona nos encontramos un problema importante, la matrícula fue reutilizada en 1915 en un Hispano Suiza, en Internet se encuentran una gran variedad de fotos de esta primera matrícula B-1 sin embargo, si prestamos atención podemos comprobar que no es el original, si no el producto de lo que la practica habitual en la época, asociar matrícula con propietario y no vehículo.

 

 

Published by:

La primera carrera de la historia

Corría el año 1894 cuando, cuentan los libros de historia, se celebro la primera carrera de automóviles de la historia, en ella, se alcanzarían las estratosfericas velocidades de 24 km/h -para entendernos como un patinete eléctrico de hoy en día- y se celebro entre París y Burdeos, esta es su historia.

Le Concours des Voitures sans Chevaux (la carrera de los coches sin carruajes) no solo fue un hito, despertó muchísima polémica en un momento en el que, gran parte de la aristocracia estaba en contra del nuevo invento, la convoco un periodista Pierre Giffard perteneciente al Petit Jornale y a ella se presentaron anda más y nada menos que 102 participantes de los que, tan solo 21, tomaron la salida.

Quizás lo más curioso de esta carrera es que no solo se premiaba la velocidad, también se premiaban la facilidad en la conducción , la seguridad, la fiabilidad y sobre todo, algo premonitorio, que supusieran el menor gasto posible.

Casi  la mitad de los vehículos participantes aún contaban con motor de vapor, el resto lo hacía con un motor de combustión y el primero en realizar los 126 kilómetros que separaban París de Rouen fue el Marqués de Albert Dion técnicamente, ya que su victoria fue anulada ya que necesito la ayuda de un mecánico para completar la carrera.

¿Quien gano entonces? a partes iguales entre los hermanos Peugeot -¿os suena este nombre?- y Panhard&Levassor -Que aunque probablemente no suene tanto fue un famoso fabricante de de automóviles francés entre 1886 y 1967-.

Así que, quizás esta carrera fue los cimientos del que más tarde serían importantes imperios automovilísticos franceses.

Eran otros tiempos, no solo por la velocidad alcanzada, también por los medios, algunos coches no lograban estar encendidos más de !5 minutos!, aún así, en precario fue un gran momento para la automoción y por supuesto, una gran historia para contar.

Si quieres revivir otras épocas, en Argüelles tenemos para ti una buena selección de clásicos con los que podrás sentirte, toda una leyenda de la automoción.

 

 

 

 

Published by:

La historia del Fiat 500

Hoy vamos a dar un salto en el tiempo para entender la historia de uno de esos modelos a los que el tiempo ha tratado de manera tan excepcional que últimamente han sido reeditados.

Quizás existan dos modelos que cumplan estas premisas, de Mini hablamos hace un tiempo así que, hoy lo haremos del FIAT 500.

El 500 o como se pronuncia en italiano “chincuechento” nació en 1957 con una clara ambición, motorizar a la Italia de la post guerra, algo parecido al Beatle en Alemania, de el se vendieron casi cuatro millones de unidades y se dejo de producir en 1975, aunque posteriormente en 2007 Fiat lo recupero en la forma que hoy lo conocemos.

La primera versión se denomino FIAT NUOVA 500 y disponía de una potencia de 13 CV y un cambio de 4 velocidades, montaba dos asientos y en la parte trasera disponía de abundante espacio para las maletas.

También en 1957 se presentaron sobre la base del NUOVA 500 dos versiones más  estas ya incluían espacio para cuatro personas y 2 CV extras, con el se podía alcanzar hasta 90 km/hora, estas versiones eran denominadas “Normal” y “Económico”.

Un año más tarde en 1958 llego la versión deportiva denominada SPORT mucho más potente y que además algo más tarde también aparecería descapotada.

¿pensabas que la versión familiar del 500 era algo de la nueva versión? pues no, en 1960 nació el modelo FIAT 500 GIARDINIERA, 4 personas, abundante maletero y 95 km/hora como velocidad máxima, todo un hito para aquella época.

El techo de lona llego con la versión “D” que se presentaba con 21,5 CV y un aspecto más juvenil, sería en los locos años 60.

No sería hasta 1965 cuando FIAT no incluyo la imagen del 500 que todos tenemos en mente, sería con el modelo F.  Con él se cambian las bisagras de posición pasando el tirador tal como lo conocemos hoy a la parte trasera, todo un hito, hasta entonces se encontraba en la parte delantera y su apertura resultaba anti natural.

Buscando una renovación total con los nuevos tiempos, en 1968 FIAT saco al merado la versión “L”, con ella pretendían incluir más estilo y más comodidad, el coche ya era mucho más que un vehículo para motorizar: era un signo de identidad.

Sin embargo, los costes repercutieron en ventas y en 1972 FIAT renovó nuevamente con una versión más austera, más clasica y más económica la “R” que nos acompaño hasta 1975 cuando dejo de fabricarse dejando paso al FIAT 126.

Y así uno de los mayores éxitos de FIAT tuvo una segunda oportunidad en 2007 cuando la marca italiana en una franca posición de debilidad económica devolvió a la vida a este mítico que se convirtió además en un éxito de ventas sin precedentes en la marca, el 500 volvía renovado pero guardando su esencia además para quedarse -variaciones de modelo como el ABARTH de por medio- creando un autentico coche de culto.

Nosotros disponemos de varias unidades para que tu también te enamores como lo hizo toda una generación del FIAT 500.

Puedes ver nuestro ABARTH 500 de segunda mano aquí

 

 

Published by:

Austin Healey Sprite I… Aire british para el verano

No, este no es un coche de segunda mano cualquiera… es un clásico de esos que nos vuelven locos, de esos que al conducirlos te sientes en otra época, como un lord… inglés por supuesto.

Y es que el Austin Healey Sprite I es un coche que se fabrico en Inglaterra entre 1958 y  1971 -el nuestro en 1960-  por la British Motor Corporation  y que fue diseñado por la Donald Healey Motor Company usando lo que podría llamarse una versión “tuneada” -sálvese las distancias con lo que hoy entendemos como tuning- del Austin A series.

El Austin Healey Sprite I fue fabricado en la factoría que MG poseía en AMINGTON y en un principio fue concebido como un coche de coste reducido -teniendo en cuenta los precios de aquella época-, en concreto el precio de salida del Austin Healey Sprite I fueron 669 Libras.

Estamos seguros que como buenos aficionados a los clásicos conocías este modelo por su sobre nombre “frogeye” o ojos de rana por lo prominente de sus faros, lo que quizás no conocías es que en Estados Unidos se conoce como “bugeye” , curiosamente unos años más tarde tomaría el relevo en el diseño de este tipo de faros un antiguo y querido conocido nuestro el Porsche 928, curiosamente los diseñadores pensaron en un diseño que permitiera que los faros se retrajeran hacia el cielo cuando no fueran usados, curiosamente por problemas de presupuesto no fue posible.

Debemos este diseño para posteridad a Gerry Coker aunque sería realmente injusto no acordarnos del Crosley Super Sport de 1951 que parece fue la inspiración para el diseño de este automóvil o al menos, guarda un increíble parecido con este.

Como ya hemos dicho el motor de este vehículo deriva totalmente del Austin A series de 948 CC que por cierto en nuestro clásico de segunda mano “ronronea como el primer día”…

¿Sabemos que estas de puente pero dinos que no apetece verlo en persona?  Galileo 7  en el centro de Madrid en nuestra web de coches de segunda mano

 

Published by:

Nos vemos este fin de semana ClassicAuto

Este fin de semana vuelve a la casa de campo CLASSICAUTO un certamen donde todos los amantes de los clásicos se reúnen y muestran lo mejor de cada casa, en Classicauto puedes desde comprar un vehículo hasta encontrar los mejores contactos -talleres, recambios, etc- .

Por supuesto nosotros estaremos allí con nuestros mejores coches de segunda mano -clásicos por supuesto- en nuestro stand en el que estaremos encantados de atenderos.

Rolls royce, jaguar y alguna sorpresa más hemos preparado, además por supuesto nuestro equipo de tasadores expertos en clásicos estarán listos para valorar vuestro vehículos.

Por supuesto, como todos los años en Classicauto podréis disfrutar de un montón de talleres, monografías, presentaciones y por supuesto los mejores profesionales del sector.

Es al fin, uno de esos lugares donde todos los apasionados del sector nos tenemos que dar cita para poder apreciar las maravillas que allí están expuestas ya que aunque muchos coches de segunda mano clásicos no estén al alcance de todos los bolsillos al menos una vez al año podemos apreciarlos y  maravillarnos con la evolución que el sector.

Nos vemos en  la casa de campo.

Published by:

Los coches de ocasión como inversión

Muchas veces se habla de los coches de ocasión como una manera de ahorrar a la hora de comprar un coche de segunda mano, la opción inteligente y más compensada entre inversión y beneficio, hoy vamos a hablar de otro tipo de compra de vehículos de ocasión: la de los clásicos.

Esta compra se diferencia de la primera fundamentalmente en que es una inversión a largo plazo que tiene como intención incrementar su valor, un buen clásico es un valor seguro.

Lo primero  que debemos hacer cuando nos planteamos comprar uno de estos tipos de coches es fundamentalmente es asesorarnos, un profesional nos podrá ayudar a diferenciar un vehículo que simplemente es viejo y por tanto sin valor, de otro cuyo precio esta al alza.

Discernir entre clásico y viejo no es fácil, hay demasiados factores que requieren de un buen ojo clínico y un conocimiento del sector muy definido, un ejemplo: Un mismo modelo del mismo año pero con dos motores diferentes puede tener mucho valor o no tener ninguno, en los clásicos lo importante son los detalles, la información y sobre todo la exclusividad.

Y es que, cuantos menos coches se fabricaron de una unidad mejor… si es una serie especial o si simplemente no quedan nada más que unos cientos en el mercado su valor se incrementa exponencialmente.

El segundo paso es revisar el vehículo con un mecánico especialista en clásicos, y la palabra especialista debe ser tomada en todo su espectro: No sirve entender de coches o mecánica, hay que ser un enamorado de estos coches y contar con años de experiencia.

Por último, debemos valorar el estado del mismo y si necesitaremos someterlo a una restauración, un clásico no es un coche normal, sus piezas pueden llegar a costar miles de euros en el mercado si es que están disponibles y su reparación es un trabajo de artesanía cuyo precio difiere mucho de las manos de un mecánico tradicional, valora siempre el estado y la restauración y a ser posible que un profesional te realice una inspección con su proforma correspondiente para evitarte sustos, si no, es mejor invertir algo más en un vehículo completamente restaurado y dedicarse solo a su mantenimiento, ardua y costosa tarea tanto económica como de tiempo por cierto.

Una vez leídos nuestros consejos ¿dispuesto a invertir en un coche de ocasión? mira nuestros clásicos aquí

Published by:

Este fin de semana estaremos en Retromóvil en IFEMA, feria de Madrid

Los clásicos son nuestra pasión y este fin de semana volvemos a unirnos a uno de los puntos de encuentro más importantes para los amantes de este mundo, sera en IFEMA, feria de Madrid y por supuesto hablamos de Retromóvil.

Seguramente no sera necesario explicaros que es este salón que se celebra cada año en IFEMA aunque en cualquier caso nos hemos decidido a hacer una pequeña reseña para quien no lo conozcan.

Retromóvil es un salón internacional del vehículo de época, tanto motocicletas como coches que ya han cumplido más de un cuarto de siglo se reúnen en Madrid para el deleite de todos los amantes de las lineas que nunca pasan de moda, el sabor añejo a coche sobrado de personalidad o simplemente nostálgicos ávidos de recordar tiempos pasados.

Sea como fuere Retromóvil vuelve un año más a IFEMA dispuesto a encandilar, a mostrar lo mejor del sector con sus mejores galas y a servir de escaparate para todos aquellos que o bien tienen pensado apostar por un clásico -ya sea en modo inversión o para disfrute personal- o en su defecto busquen empresas capaces de ofrecer servicios que no es tan fácil de encontrar en otros escaparates -recambios, restauración etc -.

En cualquier caso un escaparate de belleza difícilmente igualable para los amantes del motor y por tanto no podíamos faltar, por lo tanto, esperamos veros en Retromóvil este fin de semana en IFEMA.

 

Published by:

TODO PASADO SIEMPRE ES MEJOR…Pegaso Z103

Los jueves y sus TBT se han convertido en una tradición en esta sociedad tan cambiante, y es necesario decir que me encantan, no solo porque nos permiten traer al presente un recuerdo de hace muchos años, sino porque poner en práctica esa famosa frase que dice: todo pasado siempre fue mejor… resultara satisfactoria para el alma.

Y bueno, es por esta razón que he decidido hablarles el día de hoy de un modelo que continua vivo, que ha traspasado las altas murallas del pasado y sigue vigente a nuestros días… desde 1955, es decir, hace ya 62 años fue fabricado y es el sol de hoy y continua haciendo historia con su conservación, es el modelo Pegaso Z-103, y como todo tiene su historia vamos por algo de ella…

El Pegaso Z-103 nace con la intensión de ser un coche de alta representación con grandes prestaciones y un interior más amplio, en el que poder albergar 4 ó 5 personas. A su vez con motores mayores, de 4 a 4,5 L y también frenos de disco experimentales, incorporando una atractiva carrocería realizada por Serra en su versión Spyder y por Touring en su versión normal; en otras palabras un nuevo motor, un motor que pudiera ser utilizado con mayor asiduidad y facilidad que el Z-102, pero que en absoluto perdiera ni potencia ni interés tecnológico.

Lamentablemente el Pegaso Z-103, no logro avanzar más de ahí, luego de firmado un contrato para su fabricación, trasladan toda su operación a nuevas sedes como excusa para que cesara la producción de turismos. Una triste e inadmisible manera de desmantelar la Sección de Montaje en Barcelona para nunca instalarla en Madrid. Así se deshizo ENASA de los “Pegasines” unos coches que hasta hace bien poco han sido tema tabú en todas las dependencias de la fábrica española.

 

Z-103 tiene un dato curioso, y es que fue llamado  “Pegasín”  para distinguir el turismo de sus hermanos mayores, de los coches antecesores a el, y en todo caso  fue para dar publicidad y prestigio internacional a una marca española que pretendía ser puntera en el mercado de los vehículos industriales.

Pero bueno… Aquí en Arguelles tenemos uno vivo y disponible para tu compra inmediata… y eso es lo que realmente importa!!! Un coche que trae aires bohemios, llenos de riquezas merece ser elogiado en lugares como este!

Published by: