Conseguir la etiqueta B en coches diésel y de gasolina antiguos.

consejos Cosas curiosas Motor Noticias Novedades

La etiqueta B (amarilla) de la DGT es la más desventajosa y respetuosa con el medio ambiente de las cuatro, B, C, ECO y 0. Sin embargo, en determinados puntos de España como Madrid y Barcelona, ​​y en ciudades de bajas emisiones (ZBE), los usuarios de vehículos de esta categoría son ilimitados o menos restringidos que los vehículos sin tipologías de vehículos que pueden circular y aparcar. Una pegatina emitida por Tráfico. Hay autos con esta etiqueta, pero no son accesibles debido al año de registro. ¿Conoces el proceso para obtenerlo legalmente?

Teóricamente, los automóviles diésel anteriores a 2006 y los automóviles de gasolina anteriores a 2000 no están sujetos a la insignia en cuestión. Sin embargo, esto es solo una reducción, una regla general y una excepción. De hecho, según el BOE, la etiqueta B le da a cada automóvil un estándar de emisión consistente. Euro 4 para propulsión diésel y Euro 3 para los gasolina. Si el vehículo es anterior y se envió y compró antes de la entrada en vigor de esta normativa, pero el motor cumple técnicamente los requisitos Euro 4 o Euro 3, puede obtener la etiqueta B de la DGT. Tenga en cuenta que puede disfrutar de todos los beneficios.

Cómo y dónde hacerse con la etiqueta B de la DGT

  • Comprobar si nuestro coche cumple con las normas que marca el boletín oficial del estado. Esto se puede ver en la hoja de datos del modelo. O vaya al sitio web de la DGT y busque la placa en la sección «Consulta de etiquetas ambientales» para asegurarse de que esté en su sistema. Probablemente porque la mayoría de los fabricantes actualizan esta información para facilitar el proceso.
  • Hablar con la marca de nuestro coche o con un concesionario oficial de la misma en caso de que no aparezca en la base de datos de la DGT con la clasificación ecológica deseada, pero sospechemos o estemos convencidos de que debería disponer de ella. Habremos de solicitar información sobre la homologación de su propulsor, la cual pueden comprobar usando el número de bastidor (VIN). Casi siempre, esta operación es rápida y totalmente gratuita.
  • Pedir un certificado de emisiones al fabricante una vez este o la DGT nos haya confirmado que nuestro coche cumple con los requerimientos técnicos de la Euro 3 (gasolina) o Euro 4 (diésel). Se trata de un documento que corrobora la homologación del automóvil y cuyo coste varía normalmente entre los 50 y los 200 euros. Hasta hace poco tiempo, los puntos de venta, que hacen de intermediarios en este sencillo proceso, no cobraban nada por ello.
  • Acudir a una oficina de Tráfico con el documento físico que acabamos de obtener y solicitar que, con base en su oficialidad, actualicen con carácter inmediato la información relativa a las emisiones y la homologación de nuestro coche. En ocasiones, esto conlleva cambios en la ficha técnica del vehículo, de modo que tendremos que ir a una estación de ITV y pedir una modificación simple, habiendo de pagar las tasas correspondientes: no más de 50 euros.
  • Volver a la Jefatura de la DGT con un justificante o una acreditación de la reforma de la ficha técnica de nuestro coche que ha habido que llevar a cabo y ultimar el trámite. Por lo general, en este tipo de sedes no proporcionan la etiqueta directamente. Podemos comprar una en cualquier oficina de Correos (puede tardar en llegar al buzón hasta 3 días) o cualquier taller de CETRAA aportando el permiso de circulación y el DNI del titular del vehículo. Vale 5 euros.

Esperamos haberos ayudado a saber como conseguir la etiqueta B en coches antiguos, y os recordamos que en Argüelles (en el centro de Madrid) compramos tu coche, puedes conocer nuestra tasación online, sin registros y al instante aquí.