Descubrimos uno de nuestros secretos: La limpieza de los coches

Sin categoría

En este momento tan extraño que nos ha tocado vivir nos hemos propuesto acompañaros desde las redes sociales, así que, hoy os vamos a desvelar uno de los pasos que nuestra empresa lleva con nuestros coches: El proceso de higienización.

¿Como nos aseguramos de una correcta higiene en todos nuestros coches?

Ni más ni menos que con tratamiento que garantiza la eliminación de todas las bacterias que son perjudiciales para el ser humano en espacios cerrados concretamente en el habitáculo del vehículo en particular.

¿Como lo hacemos? mediante un cañón de ozono ¿pero que es un cañón de ozono?

Mediante este dispositivo portátil conseguimos que se eliminen todos los microorganismos llevando un doble proceso: desodorizante y desinfección, aunque nos resulte extraño la parte desodorizante es la más importante, si no se hiciera o se realizara maquillando el olor mediante cualquier tipo de ambientador nos encontraríamos con dos problemas importantes.

El primero de ellos es de respeto al medio ambiente, ya que  los ambientadores que se usan en los coches no son todo lo ecológicos que desearíamos -y cuanto más potente, desde luego más químico-  al usar ambientadores además de enmascarar y no eliminar tendríamos que estar sujetos a un proceso por el que regularmente se deberían rociar los vehículos, no, este no es un problema en vehículos solo de fumadores, TODOS LOS COCHES tienen el aroma particular de su antiguo propietario -aunque no lo creamos e independiente de los lavados o cuidados que haya tenido el vehículo- exactamente igual  que nuestros coches, nosotros pensamos que es mejor un coche “con un olor limpio y nuevo” que un coche con un ambientador para que huela… simplemente como nuevo.

La segunda es la TOTAL DESINFECCIÓN de nuestros vehículos, y no, no tiene nada que ver con la actual crisis sanitaria, un simple resfriado puede quedarse bastante tiempo en tu vehículo, así que, con la desinfección con ozono no solo cuidamos de entregarte un vehículo en plenas condiciones, si no también, de la de nuestros empleados.