16 noviembre, 2018 luismi

¿Estas dispuesto a cruzar el Rubicón?

coches de ocasión Cosas curiosas Historia de la automoción

Se que muchas veces has escuchado esta frase, otras tantas, la has visto en la denominación de algunos Jeep… pero ¿de donde viene cruzar el Rubicón?

Tendríamos que situarnos por el año 49 A.C cuando Julio César andaba de regreso a su adorada Roma después de sus victoriosas campañas en las Galias -Lo sentimos, lo de Asterix es un mito, ni pócima mágica, ni resistencia aguerrida-, la ley romana de aquel entonces prohibía a los generales entrar con su ejercito en Italia -principalmente para evitar tentaciones de golpes de militares- y por tanto, debían disolverlo justo antes de atravesar la frontera, justamente en el río Rubicón -que por cierto debe su nombre al color de sus aguas, una tonalidad parecida al Rubí-, no cumplir esta orden tenía serias consecuencias para los generales, concretamente la pena de muerte -los romanos no se andaban con medias tintas-.

César decidió incumplir esta ley y justo antes de cruzar pronuncio una frase que seguro que has escuchado mil veces “Alea jacta est” -la suerte esta echada- ya que, con su acción, tenía claro que se iba a producir una guerra civil que por cierto termino ganando.

Cruzar el rubicón se utiliza desde entonces en referencia a hacer algo que va a traerte consecuencias y que es irreversible.

Así que, ya sabes porqué Jeep utiliza esta denominación, probablemente porque cuando pruebas un Jeep Wrangler Rubicón no va a ver vuelta atrás, todo lo que crees conocer sobre un vehículo off road cambia de sentido a lomos de uno de los coches más salvajes que has conocido, de esos que se aburren en carretera y que toman todo su sentido cuanto mas escarpada es la senda, de esas que una vez que las tomas… sabes que no hay vuelta atrás, que ya nada será igual.

Puedes encontrar un magnifico Jeep Wrangler Rubicón de segunda mano en nuestra web o en nuestras instalaciones de Galileo 5 en Madrid… aunque para eso, tienes que estar dispuesto a cruzar el Rubicón.