La historia del Fiat 500

Coches Históricos

Hoy vamos a dar un salto en el tiempo para entender la historia de uno de esos modelos a los que el tiempo ha tratado de manera tan excepcional que últimamente han sido reeditados.

Quizás existan dos modelos que cumplan estas premisas, de Mini hablamos hace un tiempo así que, hoy lo haremos del FIAT 500.

El 500 o como se pronuncia en italiano “chincuechento” nació en 1957 con una clara ambición, motorizar a la Italia de la post guerra, algo parecido al Beatle en Alemania, de el se vendieron casi cuatro millones de unidades y se dejo de producir en 1975, aunque posteriormente en 2007 Fiat lo recupero en la forma que hoy lo conocemos.

La primera versión se denomino FIAT NUOVA 500 y disponía de una potencia de 13 CV y un cambio de 4 velocidades, montaba dos asientos y en la parte trasera disponía de abundante espacio para las maletas.

También en 1957 se presentaron sobre la base del NUOVA 500 dos versiones más  estas ya incluían espacio para cuatro personas y 2 CV extras, con el se podía alcanzar hasta 90 km/hora, estas versiones eran denominadas “Normal” y “Económico”.

Un año más tarde en 1958 llego la versión deportiva denominada SPORT mucho más potente y que además algo más tarde también aparecería descapotada.

¿pensabas que la versión familiar del 500 era algo de la nueva versión? pues no, en 1960 nació el modelo FIAT 500 GIARDINIERA, 4 personas, abundante maletero y 95 km/hora como velocidad máxima, todo un hito para aquella época.

El techo de lona llego con la versión “D” que se presentaba con 21,5 CV y un aspecto más juvenil, sería en los locos años 60.

No sería hasta 1965 cuando FIAT no incluyo la imagen del 500 que todos tenemos en mente, sería con el modelo F.  Con él se cambian las bisagras de posición pasando el tirador tal como lo conocemos hoy a la parte trasera, todo un hito, hasta entonces se encontraba en la parte delantera y su apertura resultaba anti natural.

Buscando una renovación total con los nuevos tiempos, en 1968 FIAT saco al merado la versión “L”, con ella pretendían incluir más estilo y más comodidad, el coche ya era mucho más que un vehículo para motorizar: era un signo de identidad.

Sin embargo, los costes repercutieron en ventas y en 1972 FIAT renovó nuevamente con una versión más austera, más clasica y más económica la “R” que nos acompaño hasta 1975 cuando dejo de fabricarse dejando paso al FIAT 126.

Y así uno de los mayores éxitos de FIAT tuvo una segunda oportunidad en 2007 cuando la marca italiana en una franca posición de debilidad económica devolvió a la vida a este mítico que se convirtió además en un éxito de ventas sin precedentes en la marca, el 500 volvía renovado pero guardando su esencia además para quedarse -variaciones de modelo como el ABARTH de por medio- creando un autentico coche de culto.

Nosotros disponemos de varias unidades para que tu también te enamores como lo hizo toda una generación del FIAT 500.

Puedes ver nuestro ABARTH 500 de segunda mano aquí