Las alas del logotipo de Bentley

Historia de la automoción

Probablemente como todos los amantes de la automoción tengas en tu mente el logotipo de Bentley, una B -y aunque esto ha variado con los años- siempre acompañada por dos alas, si bien es cierto que los británicos tienen cierta carencia por usar este símbolo en sus deportivos, en el caso de Bentley tiene mucho más que decir, concretamente rememora la creación de la marca.

Y es que, al igual que casi todos los grandes de la automoción Bentley ,fue el producto de el desarrollo empujado por una guerra, hablamos en este caso de la primera guerra mundial.

Estamos seguros que todos tenéis en mente que Rolls Royce fabrica motores para aviones, lo que no es muy conocido para el gran publico es que Walter Owen Bentley fue el diseñador de uno de los motores más usados por la aviación en la primera guerra mundial, y es que, el señor Bentley consiguió construir un motor que aligeraba el peso del avión sustancialmente ¿como lo hacía? por la disposición del mismo el aire que entraba a través de la hélices refrigeraba el motor, así prescindía del pesado circuito de refrigeración dando una ventaja competitiva a los británicos.

El desarrollo de este motor -que por cierto hizo millonario a su creador- requirió de una inversión en fabricas y tecnología descomunal que al terminar la guerra quedo sin sentido, así que, concretamente el 18 de enero de 1919 Bentley funda una compañía de automoción con un objetivo… crear coches cuyo motor fuera tan fiable y tan potente que fuera digno de un avión, las alas se unieron a la B y Bentley a la historia de la automoción.

Por cierto, con el crack del 29 Bentley entro en bancarrota y fue adquirida por otra leyenda británica Rolls Royce que la mantuvo como marca de prestigio hasta que, y esto nos lo habéis preguntado mil veces, fue adquirida por Volkswagen lo que no deja de ser curioso, aquello que nació de la necesidad de combatir a los Alemanes, perdió su acento británico hace mucho tiempo en post de la conocida  «eficiencia» Alemana.

Por cierto ¿no te has quedado con ganas de ver nuestros Bentley de segunda mano?