¿tu coche parado durante mucho tiempo?

Consejos de Mantenimiento

Con la situación excepcional que estamos teniendo quizás, no se tiene en consideración algunos aspectos fundamentales sobre nuestro coche de segunda mano, y es que, si este va a estar parado durante bastante tiempo es importante cumplir ciertas pautas, algunas de ellas, eso lo explicaremos más adelante no son validas para todos los vehículos por lo que, debemos actuar con precaución y adaptarnos a nuestro coche de segunda mano, he aquí algunos consejos:

Limpia bien el interior de tu vehículo puede parecer un consejo baladí pero si tu coche de ocasión va a estar sin usarse durante bastante tiempo, la humedad y los desechos acumulados por un uso normal  -aunque el coche este a simple vista limpio- pueden provocar olores desagradables que más tarde, solo podrán limpiarse con un tratamiento de ozono que no es precisamente barato, por lo que, para prevenir, es mejor que tu coche este completamente limpio y que prescindas al menos durante esta temporada de ambientadores o cualquier producto que enmascare los malos olores y que pueda provocar cierta concentración, pues la solución, podría ser peor que el problema.

Las ruedas deberían estar con una presión de 2,8 aprox es importante que las ruedas se encuentren correctamente infladas -según indicación de cada fabricante que podrás ver en la misma rueda- si no es así, te arriesgas a que se encuentren deformadas, sobre todo si tu coche esta aparcado al aire libre.

El deposito nunca vació, al menos a la mitad  Lo peor  que puedes hacerle a un vehículo durante un tiempo parado es dejar el tanque vació, eso puede provocar muchísimos problemas a largo plazo, no solo al tanque, si no principalmente al motor que va a recoger toda la suciedad acumulada -tu deposito siempre suele acumular impurezas en cada repostaje-.

El coche mejor en un Parking  Sobre todo cuando en este momento el tiempo aún no es estable y tu vehículo esta sujeto a cambios de temperatura que pueden afectar principalmente a tus neumáticos.

La batería  aquí tenemos que detenernos principalmente porque existen demasiadas diferencias entre vehículos, en los vehículos con cierta antigüedad y no demasiados alardes tecnológicos lo ideal sería desconectar totalmente la batería y asegurarse que no existen consumos, sin embargo, la mayoría de coches de segunda mano que hoy existen llevan una ingente cantidad de sensores, la mayoría empezaran a fallar si desconectas la batería y cuando la vuelvas a conectar, saltaran una gran cantidad de avisos que solo podrás silenciar visitando el taller, así que, como norma general deberías ENCENDER el vehículo varias veces a la semana para evitar el deterioro de la batería, esto es más seguro para tu coche y te dará mejores resultados, además, sera posible sobre todo si tienes como antes de hemos recomendado en un Parking.

Revisa el aceite y todos los líquidos del coche, asegúrate que están correctos y lo ideal si el tiempo se extiende, sería cambiar el aceite una vez que el vehículo vuelva a su estado normal.

Cuando vuelvas a poder usar tu vehículo también deberías tener varias consideraciones:

Verifica las correas, no aceleres bruscamente el vehículo nada más arrancarlo, mejor dejar que adquiera la temperatura poco a poco, revisa todos los niveles antes de arrancar y procura tener cuidado en los primero frenados hasta que las pastillas vuelvan a recuperar todas sus propiedades.

Si sigues estos consejos disfrutaras de tu coche de segunda mano desde el primer día sin tener que pasar por el taller y asegurándote el perfecto mantenimiento del mismo.

#QuedateEnCasa nosotros nos ocupamos de todo.