Un tigre llega a Argüelles

Comment

Sin categoría

Hace mucho tiempo que deportividad y prestaciones no están reñidas, con ese espíritu Porsche se puso mano a la obra para diseñar un SUV de lujo, la Alemana decidió contar con Walter de silva para su diseño, encargándole un vehículo de menores dimensiones que el Cayenne pero que conservara su aspecto deportivo.

Tan deportivo le quedo a de silva el diseño que desde Porsche decidieron cambiar el nombre original del proyecto “Cajun” por otro más apropiado “Macan”, que en indonesio significa Tigre, un nombre ideal para este devorador de kilómetros.

El Macan comparte además de los rasgos agresivos del Panamera su noble origen, fabricado en la planta de Leipzig, en Alemania, en la que se tubo que realizar una  nueva ampliación de la misma, para poder atender a la fabricación del nuevo modelo.

Del Macan destaca cu paso por curva y la suavidad de funcionamiento, además las prestaciones de sus motores diésel son realmente excepcionales.

Y es que, la mayor virtud de el Macan es que consigue que te olvides de que realmente es un Suv,  por increíble que parezca su conducción es casi la de un deportivo.

Si comparamos por ejemplo las versiones diésel de un Macan y un Cayenne nos encontraríamos que el Macan es un segundo más rápido que su hermano mayor, todo ello además, con un gasto combinado de  7,8 litros a los 100.

Y es que muy de vez en cuando se unen en un mismo coche una serie de virtudes que lo hacen especial, ya sea por la respuesta instantánea del propulsor y la caja de cambios, la puesta apunto de chasis y suspensión que nada tiene que ver con los vehículos de este segmento,  o la precisión de su dirección el Macan viene para marcar un hito en los Suv, diferenciándose completamente de cualquier SUV que hayas conducido.

En conclusión, si buscas un SUV sin renunciar ni a la deportividad ni a la comodidad de un vehículo premium, el Macan es quizás la mejor del mercado.

 

Deja un comentario